Los beneficios son añadidos

Los beneficios son añadidos

Mito: La mantequilla aporta beneficios nutricionales propios, a la margarina se los añaden.

Existen muchos alimentos enriquecidos con el objetivo de complementar la dieta. En algunos países incluso se incluyen dentro de las políticas de prevención de la salud, como sucede con la sal yodada para prevenir el bocio o las harinas enriquecidas con ácido fólico (vitamina B9), con lo que en EE. UU. y Canadá se ha conseguido reducir en un 78% la incidencia de espina bífida en recién nacidos.
Las margarinas combinan los beneficios nutricionales propios de los aceites con los que se elaboran (aporte de grasa insaturadas y grasas esenciales) con los beneficios de los ingredientes con los que se enriquecen, como las vitaminas A, D y E que se absorben de igual modo que las aportadas de forma natural. Lo mismo sucede con los esteroles vegetales añadidos, nutriente funcional que ha demostrado gran capacidad para reducir la hipercolesterolemia, pero que con la alimentación normal no obtendríamos en las cantidades aconsejables.